Adultos

Category Archive Adultos

Taller para adultos y adolescentes

El próximo 26 de abril celebraremos un taller dirigido principalmente a adultos y adolescentes sobre las Competencias Personales que intervienen en el aprendizaje.

Sandra Huertas, Trabajadora Social en la Universidad Comillas, nos guiará a encontrar respuestas a preguntas como:
¿Qué pasa cuando nos enfrentamos al estudio y el aprendizaje de nuevas competencias?
¿Qué pasa cuando nos comparamos con nuestros compañeros?
¿Cuál es nuestro principal miedo y qué necesitamos activar para realmente poner nuestra inteligencia al servicio de lo que queremos conseguir?

El taller tendrá lugar el próximo viernes 26 de abril en el Edificio ICADE, c/ Alberto Aguilera 23. El precio es 15€, gratuito a socios de Madrid con la Dislexia y estudiantes de la Universidad Comillas.

INSCRIPCIÓN EN ESTE ENLACE

Tags, , ,

Dislexia y la DGT

Compartimos esta carta de la DGT confirmando que las personas con dislexia pueden pedir más tiempo en el examen teórico del carnet de conducir. Se puede descargar la carta aquí

Los requisitos son:

  • Un informe que justifique la aplicación de dicha adaptación por un profesional del ámbito de las dificultades específicas de aprendizaje.
  • Solicitar la ampliación de la prueba teórica, (citando el Anexo VI.B).2 del RD 818/2008 de 8 de mayo)  con suficiente tiempo de antelación ante la Jefatura de Tráfico correspondiente para poder llevar a cabo la realización de la prueba adecuadamente.

Tags, ,

“Creatividad, intuición, inteligencia emocional”

El pasado 22 de febrero en nuestro evento Personas Excepcionales: la dislexia en edad adulta, Alejandro Mata nos compartió, por segunda vez, sus experiencias de vida como disléxico. Durante el evento, Alejandro destacó que debe mucho al apoyo de su madre. Por lo que vemos, también se debe a su propio carácter y tenacidad y le queremos dar la enhorabuena por sus logros. Aquí os dejamos su testimonio personal.

Alejandro Mata

“Soy disléxico, hiperactivo, tengo déficit de atención, discalculia, distorsión espacial, disgrafía y disortografía y probablemente me deje algo.

Me detectaron la dislexia a los 6 años, fue mi madre, disléxica sin tratar, la que lo detectó y comenzó a llevarme al logopeda. Desde primaria hasta prácticamente bachillerato he sido un “mal alumno” mi nota más alta con suerte era el 5, no tenía expectativas de futuro académicas. Pasé por dos colegios y tres institutos. Solía ser un alumno que siempre estaba castigado: partes, expulsiones y había profesores que se referían a nosotros como la corteza de la sociedad.

De hecho, con 10 años una neuróloga que me trataba del Gregorio Marañón nos llegó a asegurar en su consulta que los niños como “nosotros” no llegamos más allá de 3º de la ESO. Fue un mazazo y un punto de inflexión, pero mi madre siguió tirando con su apoyo hasta que logré llegar a bachillerato, repetí 3º de la ESO antes, pero logré llegar a bachillerato.

Bachillerato fue en la misma línea, seguía siendo un estudiante malo y con baja autoestima, mi tutor llegó a concertar una tutoría con mi madre para decirla que me sacara de bachillerato, os imagináis la respuesta de mi madre… Mi tutor no volvió a concertar más entrevistas, en ese momento empecé a mejorar, me motivó el hecho de que podía mejorar y más adelante mi propio tutor me reconoció el mérito. Durante mi etapa en bachillerato no me beneficié de ninguna ayuda por ser disléxico, había asignaturas donde no me contaban las faltas, pero en la gran mayoría me penalizaban mucho las faltas, tenía que hacer los exámenes contando que me iban a quitar los dos puntos de faltas.

Aprobé bachillerato en septiembre, porque me quedó sólo filosofía. Sin darme cuenta llegué a selectividad, no me lo creía, no era consciente de que estaba ahí. Selectividad casi la suspendo por lengua donde saqué un tres, pero lo compensé con el 7 de filosofía. Como era septiembre ya no había plazas, pero una universidad concertada me ofreció una beca con la que financiar mis estudios en periodismo.

La universidad me cambió la vida, allí mis profesores supieron ver en mi algo que no vieron los anteriores profes: mi creatividad, intuición, inteligencia emocional, sentido del sacrificio aplicado al periodismo fue lo que me hizo destacar, los dos primeros años saqué 4 matrículas de honor.

En segundo de carrera comencé mis primeras prácticas en el periódico El Mundo, empecé como corrector en la sección de Economía, tenía que corregir a los periodista, (¡UN DISLÉXICO!). Había cosas que se me escapaban pero mis jefes fueron muy comprensibles, dejándome publicar artículos entre ellos unas dobles páginas (algo muy difícil de conseguir en cualquier periódico). Vieron mi esfuerzo y me ampliaron el contrato con la peculiaridad de que ya me iban a dejar ser corrector, a partir de ahí sería redactor, podría escribir artículos con mi firma, escribí más de 30 artículos para Local, siendo un día portada incluso. Actualmente les paso algún artículo muy puntualmente, aunque estoy más centrado en mi carrera que está apunto de terminar.

También colaboro en un proyecto local en el que varios chicos como yo vamos comentando nuestras experiencias por los institutos del sureste de Madrid, haciendole ver a los estudiantes que no deben rendirse.”

Tags,

Personas Excepcionales: la dislexia en la edad adulta

El pasado viernes 22 de febrero celebramos un encuentro dirigido a adultos con dislexia. Pasamos unas horas enriquecedoras en la compañía de personas realmente excepcionales escuchando sus experiencias, anécdotas, estratégias, y consejos. Vivimos momentos de reflexión, de emoción y de risas.

Desde las Asociaciones, queremos llegar a todas las personas con dislexia para darles apoyo y ayudarles a luchar por sus necesidades y derechos. Muchas veces nos enfocamos en las etapas de la infancia y en la educación obligatoria, porque realmente es cuando la intervención debería empezar para reducir la ansiedad y sufrimiento en los años formativos, pero estamos aquí también para los adultos. De ahí nace esta iniciativa.

En esta sesión, moderada por Sandra Huertas, trabajadora social de la Universidad Comillas, se plantearon una variedad de preguntas sobre el diagnóstico y la aceptación, las dificultades y la superación y, las fortalezas de las personas con dislexia.Nuestra jornada empezó con una mesa redonda de 6 personas con dislexia de distintas edades y de una variedad de disciplinas y trabajos, y con experiencias muy variadas. Todos tenían una cosa en común: la dislexia.

image002.png

 1.       Puedes conseguir lo que quieres. Tienes que buscar tus propias estrategias. Eduardo Baviera nos contó su estrategia de anticipación, de preparar bien: estudiaba en verano los contenidos del curso siguiente.

2.       No dejes a los demás definirte. Antonio Palacios apuesta a por la rebeldía, contándonos que un profesor le dijo que debería ir a letras, pero él decidió que iba optar a por ciencias. Hoy es biólogo, químico y Enólogo y una de las personas más respetadas en su profesión.

3.       Que los disléxicos tienen muchas fortalezas y es algo que deberían aprovechar los empleadores. Nos encantó la frase de Diego Narváez dirigido a los empleadores:”¡Pon un disléxico en tu vida!”

4.       El conflicto y las dificultades enriquecen nuestra historia. Margarita nos contó la importancia de aceptar el conflicto y las dificultades en nuestras vidas. Todo buen guión plantea un conflicto o un dificultad y el entretenimiento yace en resolver este conflicto. La dislexia enriquece nuestra historia personal y la hace más interesante.

5.       La importancia de la familia. Alejandro nos emocionó cuando destacó la importancia del apoyo de la familia. Nos contó que cuando escribió su primer artículo debería haber aparecido el nombre de su madre al lado del suyo.

6.      La dislexia hace de la vida una aventura de creatividad. Raquel dijo que sin su dislexia, probablemente no seguiría aprendiendo día a día y conociendo al mundo. La creatividad e imaginación, arraigadas en su dislexia, le dan alas para ver y conocer mundo.

¿Qúe son las conclusiones y vías se han abierto a raíz de este encuentro?

El objetivo de este encuentro ha sido dar la oportunidad de conocer a otras personas con dislexia, escuchar y compartir experiencias y buscar caminos de actuación. Una de las preocupaciones más mencionadas es la dificultad en aprobar oposiciones , no por falta de conocimientos sino por falta de las necesarias adecuaciones de tiempo y de formato de examen que están reconocidos en la educación primaria, secundariay universitaria (Guía CRUEguía UCM.)
Gracias a este encuentro ya hemos establecido un grupo de trabajo para ver como podemos avanzar en este tema tanto en Madrid como a nivel nacional y ya estamos en contacto con grupos y sindicatos en otras Comunidades.Otra preocupación es el aprendizaje de idiomas extranjeros y el requisito de conseguir el titulo B1 en ingles para poder titular en la carrera universitaria. Ya hemos presentado nuestras preocupaciones a la Administración sobre este tema, pidiendo que en las Escuelas Oficiales de Idiomas se apliquen las mismas adecuaciones que se aplican en el Instituto Cervantes,British Council y Cambridge. Tanto en el colegio y las oposiciones, como en las evaluaciones de idiomas, la penalización de distorsiones gráficas es otra preocupación que se expresó en nuestro encuentro. Es un tema controvertido pero compartimos estos informes de Luz Rello y Gallego……Ha quedado en evidencia, la necesidad de realizar talleres para adultos y ya estamos estudiando posibles temas como: gestión de tiempo, tecnología de asistencia, la transición de la educación al ámbito laboral o estudios avanzados…

Lucha por lo que quieres

Eddy: historia de superación. Video motivador de un joven adulto con dislexia. Síguele en Instagram https://www.instagram.com/eddylife_/

Eddy nos acompañará en nuestro evento Personas Excepcionales: la dislexia en la edad adulta el próximo viernes 22 de febrero.

Tags