Cartas Rojas 2017 #4

Querido Ministro,

“¿Por qué en el sistema educativo de la CAM tenemos un protocolo que nos obliga a ‘wait to fail’ (esperar al fracaso) antes de actuar? Los niños madrileños con dislexia no pueden acceder al apoyo de profesores terapéutas ni de audición y lenguaje, hasta que tengan un desfase de dos años: es decir, tienen que esperar hasta que estén dos años detrás de sus compañeros. ¿Alguien razonable podría decirme que esto es aceptable? 

¿No sería mejor implementar programas de prevención y de identificación de dificultades en infantil y primaria?  

Cuando pienso en mi hijo de pequeño, ya se veían todas las señales de que tenía dislexia: no sabía recitar rimas; le costaba mucho identificar arriba/abajo e izquierda/derecha; no podía recordar los días de la semana; iba muy lento en el aprendizaje de la lectura y escritura. Yo no entendía qué le pasaba, no sabía entonces que todo esto eran señales de alerta. Y sus profesores tampoco.  Mi hijo no fue diagnosticado hasta los 13 años (en el sistema privado con un coste de 500€) cuando ya iba camino al fracaso, según su tutor. El coste emocional ha sido enorme.

¿No cree usted que los profesores deberían tener la formación y las herramientas para identificar las señales de alerta a edades tempranas? 

¿No cree usted que necesitamos una educación que se centre en enseñar bien la base fundamental de la educación: las habilidades de lectura y de matemáticas?

¿No tiene usted poder para garantizar que esto sea una realidad?

Necesitamos un cambio radical en nuestro sistema de educación: profesores bien formados y con el apoyo de logopedas en cada centro; contenidos reducidos; sin asignaturas, sin libros de texto ni deberes en primaria.  En fin, niños bien formados en lo esencial; niños felices y motivados; niños atendidos en lo que realmente necesitan.”

Deja un comentario