Testimonio de un adulto con dislexia

Cada semana recibimos correos de todas partes de Madrid, de España y del mundo entero de gente buscando información, consejos, palabras de motivación y pautas concretas. Hoy queremos compartir una carta que nos enviaron después de escucharnos en RNE la semana pasada.
Este correo es el pequeño testimonio de un adulto con dislexia que nos cuenta la experiencia de vivir con la dislexia y la importancia de su detección temprana, en su caso gracias a una maravillosa profesora. Nos reconforta leer estos ejemplos de vida que suponen un bálsamo para todos nosotros, padres que acompañamos a nuestros hijos en su etapa escolar, etapa que tantas veces se nos antoja dura e insuperable. Palabras como éstas nos animan a todos los voluntarios de nuestro equipo a seguir con nuestra labor.

Gracias amigo por estas palabras, no sabes lo que nos reconforta saber qué con nuestra labor y esfuerzo hemos conseguido llegar a ti. ¡Gracias por este regalo de Navidad! ¡Feliz Navidad a ti y a todos!

“A mi edad de 40 años, he oído hoy en la radio como hablaba una señora de esta asociación en RNE. Me he sentido muy identificado en sus comentarios, dado que yo padezco de dislexia. Gracias al corrector ortográfico por ejemplo he conseguido escribir bien la palabra “padezco”, estaba escribiendo paredco y no conseguía ver mi error. Es posible que en este escrito me falte preposiciones o pronombres, en mi suele ser habitual. En la niñez mi profesora se percato de que tenia dislexia y lo hablo con mis padres, estos me llevaron en aquella época al logopeda y a decir verdad, fue de gran ayuda. Curiosamente todo lo que argumentaba en la radio es un hecho que lleva asi muchísimos años, el problema en el aprendizaje en la lectura o la escritura e incluso al cambiar palabras a la hora de hablar es un problema que si no se cuida durante toda la vida se puede incrementar sin duda alguna. Curiosamente, al pasar los años te vas dando cuenta de que quizás sea un problema en el lenguaje para los demás, mientras que para la persona que lo “sufre” es algo normal, ya que no conoce otra forma de entender su vida. A los padres de niños con dislexia solo comentarles mi opinión personal, desde el punto de vista de lo que es tener dislexia, no hagan un mundo negativo, normalicenlo rápidamente y ayuden a que consiga tratamiento su hijo/a. Mis hijos no tienen dislexia, cuando te das cuenta de que ellos no pasaran por lo mismo que su padre, es como si te tocase la lotería. Que tengan dislexia los hijos no implica que estos sean menos inteligente que el resto, yo no seré ningún Einstein pero me muevo por encima de 125 de Coeficiente Intelectual y muchos padres deberían conocer estas cosas.

Sin mas, gracias a toda su organización y en especial a la mujer que ha participado hoy en RNE. Ha definido los problemas como hacia años no escuchaba.

Reciban un afectuoso saludo.”

Deja un comentario