Archivo de categorías Blog

Dislexia en el camino a Eurovisión

RuthLorenzoRuth Lorenzo, artista que representa España en Eurovisión, habla de su dislexia. ¡Gracias Ruth, por compartir tu experiencia!

Este artículo apareció originalmente en ElMundo.es

Ruth Lorenzo es disléxica, como Noel Gallagher, del grupo Oasis, y Ozzy Osbourne, de Black Sabbath. Hay quien cree que este trastorno también afectó a John Lennon y que resulta habitual entre personas especialmente creativas. La representante española en Eurovisión considera que le ha servido de ayuda. «De ahí que yo tenga mi propia manera de componer, una forma peculiar: escribo una palabra y luego voy desde atrás hacia delante, buscando las primeras frases», cuenta a EL MUNDO la artista, nacida en Murcia y criada en EEUU y Reino Unido.

Dancing in the rain, la canción en inglés y castellano que esta noche sonará en el escenario B&W Hallerne de Copenhague (21.00 horas en La 1), se elaboró, «en algunas estrofas», del final al principio. De niña, las operaciones aritméticas dieron el primer aviso. «Las sumas, las restas…», recuerda. Lorenzo prefiere pedir prestada una libreta para explicarse, bolígrafo en mano: «A mí me dices el número 324, hago 3+2+4, que es 9, y recuerdo esa cifra, 9, en lugar del 324». Las hojas, de repente, se llenan de cifras: «No sé decir tal cual una tabla de multiplicar. Me la tengo que escribir para sumar los dígitos».

De los números, pasa a las letras, y comienza a hilvanar una canción, como si la amenaza de un mal resultado en Eurovisión no fuera con ella. Hoy recurrirá a esa misma capacidad de abstracción: «Necesito soledad y tener mi tiempo. No es una simple actuación. Son cientos de millones de personas. La gente que está conmigo puede estar nerviosa, puede estar tensa. Yo necesito no tener nada a mi alrededor para poder bloquear ese tipo de energía», sostiene.

RuthLorenzo

«Necesito soledad», dice sobre la jornada de hoy, antes de la gala.

Por una vez, no confraternizará con la británica Molly, ni con la austriaca Conchita Wurst, que ha plantado su barba en las mejillas de Lorenzo en incontables ocasiones durante la última semana. «La concentración es un proceso de todo el día. De hecho, no voy a estar sentada en elGreen Room hasta que acabe mi actuación», adelanta al respecto de la sala con cámaras en la que coinciden los 26 finalistas. «No quiero ver nada, no quiero oír a nadie. Voy a estar sola, encerrada», insiste Lorenzo. Sólo la acompañarán «una esterilla para hacer yoga, un humidificador, una tetera electrónica y miel Manuka para las cuerdas vocales».

La dislexia no juega en su contra: «No me olvido de las canciones, pero sí de los nombres». Eso sí, caracterizada por «un caos ordenado», Lorenzo se admite imprevisible. En los ensayos de ayer, sin ir más lejos, apareció con un nuevo vestido y el pelo suelto y mojado, a diferencia de anteriores ocasiones. Ya que la organización de esta 59 edición del certamen no quiere agua cerca de su mastodóntica infraestructura de pantallas LED, Lorenzo tendrá que conformarse con las gotas de su melena; el resto, efectos visuales.

Una estrofa escrita por Lorenzo.Una estrofa escrita por Lorenzo. E. F.

La artista, que asegura no usar nunca paraguas, se dio a conocer en la edición británica del programa Factor X, gracias a una versión del tema de Prince Purple Rain. «La lluvia me persigue», bromea la artífice de Dancing in the rain. En la Red, puede encontrarse aquella actuación, pero sólo si se insiste en la búsqueda. «Prince no deja nada de su música en YouTube. Su equipo tiene una alarma para retirar los vídeos cuando llegan a cierto número de visitas. En dos horas, mi actuación tenía 600.000. Lo van quitando cada vez que alguien lo vuelve a subir a internet. En total, esas imágenes llevan unos siete millones de visitas», prosigue la murciana.

Queda por conocer las reacciones a su actuación -y a los puntos que coseche-. Lorenzo confía plenamente en Reino Unido e Irlanda. «Me gustaría la primera posición, evidentemente… llevarme el oro a casa», aventura sin miedo aparente a la presión. Su orden de intervención, la número 19, augura un final feliz, o al menos poco propenso al varapalo. A Betty Missiego (segunda en 1979), Sergio Dalma (cuarto en 1991) y Pastora Soler (10ª en 2012) les trajo suerte. «Me han dicho que Loreen ganó con el 17, Emmelie de Forest ganó con el 18 y si las cuentas van bien…», advierte Lorenzo. En cualquier caso, queda carrera más allá de esta lluvia: Lorenzo saca su móvil y fotografía la canción que había garabateado en el cuaderno. «Por si sale algo», dice antes de marcharse.

, , ,

Entrevista con María Sanz-Pastor

MariaOspino

Compartimos este vídeo de la Presidenta de Madrid con la Dislexia realizado por Margarita Ospina, para que la gente entienda que es IMPORTANTE hacer cosas para CAMBIAR EL MUNDO y no quedarse pasivos ante las cosas porque son difíciles de cambiar, SEGUIMOS LUCHANDO. Gracias María.

https://vimeo.com/93504951

 

, , ,

Intervención en TEDxSalónMadrid

Captura de pantalla 2014-05-05 a las 00.26.28

Intervención de Madrid con la Dislexia en La Casa Encendida para el evento TEDxSalónMadrid el pasado Noviembre, durante la conversación sobre la ponencia de Luz Rello en TEDxMadrid.

Pincha aquí ver el video de la Casa Encendida.

 

, , , , , ,

CSI-F organiza jornada sobre la dislexia

csifponencias

CONOCE LA DISLEXIA
8 de mayo a las 18h en la Calle Alameda

ENTRADA LIBRE

Os invitamos a una jornada organizado por el CSI-F en colaboración con la asociación Madrid con la Dislexia para conocer más sobre la dislexia.

*Para ver el flyer en tamaño mayor, pincha sobre la imagen.

CSI-F organiza una jornada sobre la dislexia y su incidencia en el aprendizaje de los niños

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) organiza una jornada para dar a conocer la dislexia, el modo en que afecta este trastorno en el aprendizaje de los niños y su influencia en el estado emocional de los alumnos. El foro, que lleva por título «Conoce la dislexia», se celebrará este jueves, 8 de mayo, a partir de las 18.00 horas en el Centro Magister de Madrid (C/ Alameda, 14).

CSI-F Enseñanza Madrid y la asociación Madrid con la Dislexia son los promotores de esta jornada divulgativa sobre la dislexia, en la que participan la presidenta de la Fundación Montessori sin Fronteras, María Altieri; la fundadora de ForDyslexia Kathryn Hart; el profesor de Ciencias de la Educación del CES Don Bosco Rubén Iduriaga, y la presidenta de Madrid con la Dislexia, María Sanz-Pastor Moreno de Alborán.

Una definición sencilla de la dislexia es el problema para aprender a leer de niños cuyo cociente intelectual es normal y no presentan otras dificultades físicas, pedagógicas o psicológicas. Los problemas principales suelen ser el reconocimiento de palabras y la fluidez en la lectura, así como la ortografía y la escritura.

En cambio, existen varios mitos en torno a la dislexia: por ejemplo, no «leen al revés» como algunos creen; no se trata de una enfermedad y, por tanto, no existe una cura; y no es cierto que las personas con dislexia tengan un menor nivel de inteligencia. Los problemas de aprendizaje pueden afectar a la autoestima de una persona con este trastorno, sobre todo cuando, con los años, sus compañeros le superan en las habilidades y dominio de la lectura.

En la jornada de este jueves se presentarán algunas recomendaciones, tanto para padres como para docentes, para ayudar a estas personas a lograr el éxito escolar. Asimismo, se expondrá la petición formulada a la Comunidad de Madrid para que reconozca la dislexia en sus decretos de desarrollo de la LOMCE y establezca unos criterios de evaluación basados en estas dificultades específicas de aprendizaje.

Qué: Foro «Conoce la Dislexia», organizado por CSI-F Enseñanza Madrid y Madrid con la Dislexia.

Cuándo: Jueves 8 de mayo a las 18.00 horas.

Dónde: Centro Magister, C/ Alameda, 14, Madrid (detrás del Caixa Fórum).

Para entrevistas e información adicional: 646 816 965 (Antonio Moreno)

 

, , , , , , , , , , , ,

En el cerebro de un disléxico

Artículo apareció originalmente en El Pais 5 DIC 2013 

Una investigación demuestra que los afectados por el trastorno tienen menos conectados los módulos lingüísticos de la mente

El hallazgo cambia la forma de entender y abordar la patología

Recreación con modelos de un momento de trabajo con un niño disléxico. / GETTY

La dislexia es cualquier cosa menos un trastorno raro: se estima que afecta al 10% de la población, o 700 millones de personas en el mundo. Décadas de investigaciones psicológicas han localizado el problema en las representaciones fonéticas del cerebro, que estarían distorsionadas en los disléxicos. Un estudio de imagen cerebral con 22 voluntarios sin este trastorno y 23 disléxicos demuestra ahora que las representaciones fonéticas en el cerebro están completamente intactas, y que la verdadera razón de la dislexia es un déficit en su conexión con las otras 13 áreas cerebrales implicadas en el procesamiento de alto nivel del lenguaje. Las terapias del futuro deberán basarse, proponen los autores, en mejorar esa conectividad.

Décadas de estudios culpaban a las representaciones fonéticas

La dislexia consiste en una dificultad para aprender a leer con fluidez y comprendiendo bien el texto, pese a que los afectados tienen una inteligencia no verbal normal, o a menudo alta. La disfunción no es específica de la lectura, porque el disléxico suele encontrar la misma dificultad para procesar el lenguaje hablado, y para pronunciarlo. Los psicólogos han localizado el problema en el cartógrafo cerebral que se ocupa de clasificar el magma sonoro del mundo real como un mapa de solo unas decenas de fonemas, las unidades básicas de cualquier lenguaje humano.

Radiografía de la dislexia

  • La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún impedimento físico, psíquico ni sociocultural.
  • Es la causa más común de las dificultades de leer, escribir y deletrear.
  • Unos 700 millones de personas, el 10% de la población, son disléxicas.
  • Uno de cada cinco estudiantes tiene dificultades para el aprendizaje.
  • Menos de un tercio de los niños con problemas de lectura reciben tratamiento específico en las escuelas.
  • Afecta a un mayor número de hombres que de mujeres.
  • La dislexia tiene un fuerte componente hereditario.
  • Los disléxicos ven afectada su coordinación motora, el cálculo mental, la concentración y la organización personal.
  • Es habitual que presenten hiperactividad, dispraxia o déficit de atención asociados al trastorno.
  • Un estudio de 2012 apuntaba a que los nacidos en otoño que comienzan el colegio a una menor edad presentan un mayor índice de afectación.
  • Idiomas como el español, con una fonética más regular, dificultan la detección de la dislexia. En inglés, por ejemplo, donde a una letra le corresponden varios sonidos, el diagnóstico es más precoz.

Las letras del lenguaje escrito son intentos humanos de mapear los fonemas como símbolos, más o menos acertados en según qué lengua. Pero mientras que la facultad del habla está en los genes —es uno de los grandes patrimonios genéticos comunes a toda la humanidad—, la escritura es una invención con solo unos milenios de historia.

Los fonemas están en los genes, y las letras están en la cultura. Pero la dificultad de leer del disléxico no tiene que ver con la visión de las letras, sino con los fonemas que las letras significan. De ahí que una dificultad de lectura tenga un fuerte componente genético. La dislexia tiende a agruparse en familias, y es el triple de común en hombres que en mujeres.

El neurocientífico Bart Boets y sus colegas de la Universidad Católica de Lovaina, el University College de Londres, la Universidad de Oxford y elETH de Zúrich han utilizado las técnicas más avanzadas para examinar el cerebro en acción de una muestra notable (45 personas) de voluntarios disléxicos y normales (entiéndase normales en el sentido de que representan al 90% de la población mundial). Ello incluye la resonancia magnética funcional, que cartografía (o ilumina) las zonas del cerebro activas mientras el paciente hace tareas de lectura y demás, y las modernas técnicas de computación que permiten detectar la conectividad entre unas zonas y otras: tanto las conexiones estructurales, o estables, como las funcionales que dependen de la tarea. Presentan sus resultados en Science.

La dislexia afecta al 10% de la población, unos 700 millones de personas

Estas técnicas de alta resolución biológica les han permitido ver lo que pasa en las partes relevantes del cerebro mientras los disléxicos y los controles procesan el lenguaje. Como casi toda facultad mental, la representación de los fonemas ocupa un lugar concreto e identificable en el córtex cerebral: por una vez donde cabría esperar, cerca de las orejas, y llamado córtex auditivo primario y secundario. La actividad cerebral allí se ha revelado tan robusta y precisa en los disléxicos como en los controles. Hasta aquí la resonancia magnética funcional.

Pero los mapas de conectividad han revelado una diferencia consistente entre los dos grupos de voluntarios. Los mapas de fonemas (el córtex auditivo primario y secundario) se conectan normalmente con fuerza a las áreas lingüísticas de alto nivel, situadas en otra estructura distinta, el giro frontal inferior, cerca de la sien. Aquí se cuecen los análisis sintácticos y las asignaciones semánticas que se estudian en la escuela, y que son las que dan sentido al lenguaje. Es la conexión del córtex auditivo con estos procesadores de alto nivel la que está debilitada en las personas disléxicas.

Los afectados tienen problemas para aprender a leer y para hablar

No todos los neurocientíficos están convencidos, sin embargo, de que la dislexia sea por completo independiente de la representación fonética, o habilidad para distinguir claramente un fonema de otro. El neurólogo Michael Merzenich, de la Universidad de California en San Francisco, señala en la revista Science que “décadas de trabajo muy extenso y convincente” han mostrado que las personas con dislexia distinguen las representaciones fonéticas con menos fidelidad de lo normal. Merzenich y otros científicos no relacionados con el estudio consideran que las distinciones fonéticas utilizadas en la investigación de Lovaina no son lo bastante finas.

Pero otros expertos sí parecen más impresionados por el nuevo trabajo, como el científico cognitivo Franck Ramus, de la École Normale Supérieure de París: “Es el estudio más concluyente que he visto en el campo en los últimos cinco años; los resultados, de ser ciertos, modifican nuestro entendimiento de la dislexia de manera notable”. Ramus ve implicaciones para los programas de entrenamiento auditivo que se usan actualmente contra la dislexia.

Algunos científicos cuestionan las conclusiones del trabajo

“En las sociedades alfabetizadas actuales”, dice Boets, el primer autor del estudio, “las dificultades para leer y escribir no solo afectan a la educación y el desarrollo cognitivo, sino que también tienen un gran impacto en el bienestar socio-emocional, las oportunidades de trabajo y otros aspectos”.

El neurocientífico de Lovaina explica que, en la mayoría de las lenguas, el sistema de escritura es alfabético, o una correspondencia entre las unidades básicas del habla (los fonemas) y los símbolos visuales (letras o grafemas). La mayoría de los niños pueden así aprender a leer y escribir estudiando las reglas de correspondencia entre fonemas y grafemas. “Pero este proceso requiere cierto entendimiento de la estructura sonora, o fonológica, del lenguaje, y aquí es donde reside la dificultad de los disléxicos”, concluye Boets.

, , , , , , , , , ,